Perdió y genera preocupación

Estudiantes cayó por 2-1 ante Arsenal y sumó su tercera derrota consecutiva en el torneo local.

Estudiantes cayó por 2-1 ante Arsenal y sumó su tercera derrota consecutiva en el torneo local. El equipo de Zielinski no logra generar una identidad de juego y su arranque es preocupante

Estudiantes sumó su tercera derrrota al hilo en el torneo local y dejó pasar una oportunidad importante para no perderle el rastro a los primeros puestos. Zielinski apostó a un equipo con mayoría de titulares y no pudo hacerle frente a Arsenal, un equipo que se encuentra en las últimas posiciones y que hasta ayer no había conocido la victoria (1D y 4E).

«No tenemos excusas, jugamos mal. No ha sido el Estudiantes de hace un tiempo. Arsenal nos ganó bien». Esas fueron las palabras del técnico tras el partido, demostrando su disconformidad con el equipo. El Pincha no generó peligro y dejó muchas dudas en defensa, dejando en claro que el Estudiantes que se había visto hace dos meses atrás hoy quedó en el pasado.

Asimismo, el conjunto albirrojo hoy en día también perdió tal vez el arma más letal en este proceso: la pelota parada. Si había una virtud destacable de Estudiantes en momentos adversos, era la vía aérea para generar peligro. Durante la Copa de la Liga el equipo lastimaba al rival bajo los pies de Fernando Zuqui cuando no podía imponer su juego, pero eso parece haberse disuelto en el segundo semestre de 2022.

El Pincha en el día de ayer solamente apeló a la rebeldía de Franco Zapiola y a la segunda pelota con Leandro Díaz. Luego tuvo que esperar hasta la mitad del complemento, cuando el técnico decidió meter a Rollheiser, Rodríguez, Boselli y Piatti para darle volumen a la ofensiva, pero ni aún así pudo doblegar la resistencia del local.

Hoy la deuda pendiente está en el mediocampo y la defensa. Los zagueros no dan garantías de seguridad y el doble cinco no está en su mejor momento. Puntualmente, de Fabián Noguera, Luciano Lollo y Fernando Zuqui son los nombres de los que se espera un mejor rendimiento, para formar un equipo más compacto y eficaz.

A pesar de que es un mal momento, como otros que pasaron durante el ciclo de Zielinski, el plantel y el técnico no tienen excusas para hacer una buena temporada. Los pedidos de renovación fueron llevados a cabo y a su vez se trajeron hasta el momento 6 incorporaciones, algunas de renombre.

Si bien es un equipo en reconstrucción y con jugadores nuevos, Estudiantes no puede demorarse más en encontrar una identidad, ya que en menos de tres semanas tiene dos partidos decisivos, uno por Libertadores y otro por Copa Argentina, y cuatro fechas de torneo local importantes para definir sus aspiraciones dentro del campeonato.

El jueves «El Pincha» tendrá revancha y seguramente en caso de pasar de fase, el equipo cambiará la mentalidad y la tranquilidad será otra. Hoy la deuda pendiente la tiene en el torneo local, donde en partidos como Independiente y Newells no pudo convertir en su mejor momento y en encuentros como el de ayer donde mostró tal vez su peor cara.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.