Estudiantes – Argentinos, un duelo de estilos

El Pincha se prepara para un choque especial en UNO.

Estudiantes se prepara para un choque especial en UNO, ante Argentinos Juniors, por los cuartos de final de la Copa de la Liga.

Luego de una fecha 14 para el infarto, Estudiantes va a recibir a Argentinos Juniors en el Estadio Hirschi. En un capítulo más del fútbol argentino, a menos de 36 horas de los primeros cruces, se desconocen días y horarios de los partidos.

El Pincha chocará, quizás, ante el rival más complicado de los cinco que podían caerle en la última jornada. Argentinos es un grupo con ideas claras, con muchos jugadores con buen pie y que sabe llevar a cabo el trabajo de su entrenador.

El de Paternal probablemente sea el equipo más logrado de Gabriel Milito desde que comenzó a dirigir. Lejos está de la tenencia inofensiva que mostró muchas veces en Estudiantes, sino que maneja distintas variantes para progresar y llegar al área rival.

Argentinos: el próximo rival de Estudiantes

Todos los jugadores ocupan espacios en la cancha como pocos planteles pueden lograrlo en el ámbito local, y hablo de planteles, porque aunque por distintas circunstancias cambien los nombres, el nivel se mantiene. La precisión de Miguel Torrén en salida, la reconversión de Kevin Mac Allister a todocampista, la calidad de Fausto Vera y la explosividad por las bandas de jugadores del estilo de David Zalazar, Mateo Coronel o, la figura de esta última fecha, Thiago Nuss, son las armas para plasmar lo que Milito quiere de su equipo.

El Pincha ha sabido contrarrestar la salida por abajo de distintos rivales. En ocasiones similares, cuando Argentinos se ve presionado y arriesgar de más no es una opción viable, aparece el Plan B. La ventaja de tener a un jugador como Gabriel Ávalos, permite jugar directo con el punta, para rápidamente lograr la aparición con pelota en campo rival de Carabajal, Florentín o, su otro delantero, Reniero.

No todo es color de rosa para Argentinos Juniors. Ya que es un equipo que no juega copas internacionales, y que tuvo que sufrir hasta el minuto 83 del domingo para sellar su clasificación. Su falta de efectividad es realmente alarmante. Los 21 goles marcados se quedaron muy cortos respecto a las situaciones que genera, algo que se ve reflejado en las estadísticas. Además, la gran cantidad de errores no forzados en defensa le han hecho perder puntos a lo largo de esta Copa de la Liga Profesional. Hay que decir también, que es un equipo de baches, donde alrededor de 20 minutos por partido, generalmente en el complemento, se ve a un elenco que parece carecer de todas las virtudes que se le destacan.

Lo cierto es que Estudiantes, en un fútbol argentino en el que todo rival complica, tendrá una dura parada en sus aspiraciones de llegar a semifinales. Nadie duda de que el León es el favorito, por nombres, por juego y por presente. El mata-mata a 90 minutos ya le fue traicionero una vez. Sin embargo, en esta ocasión tendrá a su público en su estadio, donde ha dado reiteradas muestras de carácter. Finalmente el Pincharrata jugará su último partido en condición de local, una de las tantas finales que le quedan de aquí al cierre de un semestre que pase lo que pase, será inolvidable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.