Se quedó sin luces

Ulises Fasce

El pasado viernes, Estudiantes y Banfield igualaron 1-1 por una nueva fecha de la Liga Profesional.

Un partido en el cual el Pincha se puso arriba desde el saque del medio, de hecho hasta el momento es el gol más rápido en el campeonato (14 segundos). Corcho Rodríguez para Estévez y Estévez para el goleador Manu Castro fue la fórmula que le permitió arrancar ganando a Estudiantes.

Al igual que el anterior partido con Banfield, parecía ser una noche tranquila, pero todos los planes comenzaron a alterarse luego del corte de luz en el estadio que persistió por más de 15 minutos. Tras la reanudación del juego, los dirigidos por Zielinski perdieron totalmente los hilos del partido. El mediocampo, Sánchez Miño-Rodríguez-Estévez-Zuqui, tuvo una noche para el olvido. Ayoví como única referencia de área nunca se sintió cómodo y lo sintió el equipo que nunca pudo salir de su campo. El arquero y capitán, Mariano Andújar, comenzaba a convertirse en figura.

Ya arrancando el segundo tiempo, que si bien Estudiantes salió sin ningún cambio, se notaba una cierta mejoría y un orden mayor al que se veía. Sin embargo, se seguía viendo un equipo que no lograba dar pie con la pelota. De hecho, las únicas situaciones de peligro que había generado el equipo hasta el momento fueron el gol a los 14 segundos y un tiro libre de Estévez. Uno de los mayores dolores de cabeza para Estudiantes fue la banda izquierda, la cual con Pasquni – Sánchez Miño sufre mucho y es uno de los sectores críticos a corregir de cara a los próximos encuentros.

Llegando los minutos ‘60 y ‘67, se vinieron los primeros dos cambios en el equipo, Apaolaza por Ayovi y Pellegrini por Sánchez Miño. Dos cambios que se pedían a gritos y que nuevamente parecen haber sido tarde. También hay que tener en cuenta que, por ejemplo, en el caso de Pellegrini es un jugador que todavía tiene que tomar ritmo. Mientras Estudiantes seguía sufriendo los ataques de Banfield que cada vez se venía más en busca del empate, gastó los últimos tres cambios metiendo a L. Diaz por Castro, Aguirregaray (debut) por Zuqui y Ayala por Estévez. De esta manera, el equipo volvía a posicionarse 4-4-2 con dos referencias de área (Apaolaza-Diaz)

El sello a una noche agridulce llegó a los 80 minutos cuando, luego de una falta evitable por parte de Pasquni, Datolo convierte un gol de tiro libre con complicidad de Leandro Diaz y Andújar. Toda una jugada que resume lo que fue Estudiantes esa noche. Y decimos agridulce porque pese a que se le escapó una victoria en el final, los dirigidos por Zielinski se llevaron un punto de un partido que, si no era por la figura Andújar, posiblemente se perdía por el bajo rendimiento del equipo. «Siempre sirve sumar. Pienso que no vamos a ganar todos los partidos. Hoy el empate fue justo. Es bueno no perder cuando no podés ganar» declaró el técnico Pincha que destacó la importancia de haber sumado.

Formación Estudiantes: Andújar; Godoy, Rogel, Noguera, Pasquni; Zuqui (‘78 Aguirregaray), Estévez (‘78 D. Ayala), Rodríguez, Sánchez Miño (‘67 Pellegrini); Castro (‘78 L. Diaz) y Ayoví (‘60 Apaolaza)
Gol: ‘1 Castro
Formación Banfield: Altamirano; Coronel, Maldonado, Lollo, Quinteros; Álvarez (‘75 Urzi), Ríos (‘75 J. Cruz) , Galoppo, Soñora (‘62 Datolo); Enrique y Pons (‘56 Cuero)
Gol: ‘80 Datolo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Next Post

Pica en punta

Estudiantes le ganó a San Lorenzo por 2-0 y terminó la fecha como líder del campeonato. El ‘Pincha’ fue superior, se impuso ante un rival que mostró muy poco y sumó su tercer triunfo consecutivo en condición de local. Con Fernando Zuqui nuevamente como figura, los dirigidos por Ricardo Zielinski […]